La importancia de la tecnología aplicada a la gestión del Talento Humano

La gestión del Talento Humano es un proceso crítico y determinante en cualquier organización, ya que se enfoca en la gestión del recurso más importante y en el desarrollo de políticas y prácticas para asegurar el bienestar y el éxito de los empleados y la empresa. Sin embargo, una de las mayores dificultades que enfrentan las áreas de Talento Humano hoy en día, es la falta de destinación de recursos suficientes para facilitar la optimización de procesos por medio del aprovechamiento de las nuevas tecnologías.

Algunos efectos negativos causados por la falta de innovación en las áreas de Talento Humano pueden ser:

Procesos de reclutamiento y selección ineficientes: la precariedad tecnológica impacta directamente en la realización de procesos de reclutamiento y selección ineficientes, lo que puede ocasionar la ralentización de los procesos productivos de la compañía o incluso la contratación de candidatos con un porcentaje bajo de adecuación al perfil requerido.

Alta operatividad y reprocesos: la falta de inversión tecnológica también puede repercutir en la poca automatización de procesos, lo que aumenta la carga de trabajo para el personal de Talento Humano, disminuye su productividad y limita el tiempo para dedicar a proyectos de mejora continua e innovación.

Retrasos en la gestión de la nómina: otra de las consecuencias negativas del uso de herramientas tecnológicas limitadas en las áreas de Talento Humano, puede reflejarse en retrasos en la gestión de los procesos de la nómina, afectando negativamente la experiencia de los colaboradores y aumentando la probabilidad de rotación de personal.

Malas decisiones: La toma de decisiones basadas en la intuición o en la experiencia personal, puede ocasionar desaciertos con eventuales repercusiones que van desde el ámbito financiero hasta el legal. La analítica de datos permite a los profesionales de Talento Humano tomar decisiones fundamentadas en datos objetivos, ayudando a evitar la toma de decisiones equivocadas y permitiendo una gestión proactiva de la información.

Problemas en la comunicación: Carecer de sistemas de información que integren los diferentes procesos de la gestión del Talento puede dificultar la colaboración y comunicación entre las áreas de Talento Humano y otras áreas de la empresa, lo que puede ocasionar problemas de coordinación, reprocesos y una gestión menos efectiva de los requerimientos.

En síntesis, la falta de inversión en tecnología para las áreas de Talento Humano puede afectar negativamente la eficiencia, productividad y satisfacción de los empleados, así como la rentabilidad y competitividad de la empresa.

¿Te gustó?, Compártelo en tus Redes Sociales

Pinterest
Facebook
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar